938903cdf931ae986ad64c451861616c--blow-movie-movie-film

Blow (2001)

11 agosto, 2017

Existen 89 por ciento de posibilidades de que la merca que tomaron Mick Jagger y Keith Richards festejando el primer “tour” de Ron Wood antes de salir a bailar it’s only rock and roll, but i like it por la costa este y oeste de Estados Unidos entre junio y agosto de 1975 se las haya vendido George Jung (más conocido como Boston George o El Americano), el socio de Pablo Escobar y principal importador de cocaína del país imperial del norte.

Hijo de una familia de padre laburante y madre ama de casa, ambos creyentes del mentado “sueño americano”, George se prometió nunca ser pobre. De un pueblo pobre de Boston se fue a California y ahí empezó a vender marihuana a todos los actores, los músicos, los artistas, los hippies que divagaban por esas playas. Morrison o Joplin pueden haber fumado de ese porro que empezó saliendo de un socio de por ahí, pero que después empezaron a meter desde México. Así empezó una vida que mantendría entre tropezones hasta el último porrazo.

Barbie, la mujer que le había hecho el primer contacto, de quien se había enamorado, se murió de cáncer. Al poco tiempo, George fue en cana por el tráfico que no paraba de crecer. La cárcel no lo corrigió, solo lo perfeccionó: ahí aprendió todo sobre la cocaína.

Conoció a Carlos Lehder (o Delgado), un colombiano. Fue quién le contó todo lo que sabía de ese negocio. Carlos salió y tiempo después, George también, pero en libertad condicional. No le importó y se fugó en avión a Colombia. Así fue que empezaron a traficar cocaína con Carlos de Colombia a Estados Unidos. Al poco tiempo, Carlos, que vivía metiéndose en bardos por robar autos, le presentó al narcotraficante principal de Colombia, titular del Cartel de Medellín. Ahí, todo fue cuesta arriba. Se convirtieron en los principales importadores de cocaína de todo Estados Unidos. Tenían una flota de aviones y helicópteros, de camionetas y un ejército armado, todos los contactos.

blow-18829_SPA-78

George llegó a tener más de 100 millones de dólares guardados en una casa que había comprado solo para guardar los billetes. Después, los paraísos fiscales de Panamá fueron la forma de esquivar tanta presión tributaria norteamericana. En el medio, se enamoró de una colombiana con quien tuvo una hija, Kristina Sunshine Jung. Vivían a lujo limpio. Los padres, sufrían cada vez que era prófugo o que lo encarcelaban. No era el sueño americano que habían querido para él. La anteúltima vez que cayó en cana, fue por la traición de Carlos (que tiempo después contaría todo al FBI y la CIA, para aminorar su castigo), le soltó la mano y lo entregó.

Cuando salió, otra vez en condicional, otra vez fue prófugo. Se enteró que todo lo que tenía depositado en Panamá se lo habían apropiado. De repente, era pobre. Con una mujer que quería el divorcio y una hija que lo odiaba por desaparecer. Los ’80 estaban acabando con un mundo y creando el que vendría.

blow-3

Ahí se propuso una jugada más. Solo una y retirarse. La piedra vuelve a hacer que se tropiece. Ya en el ’94, George termina siendo condenado ejemplarmente. Kristina creció sin visitarlo. Hay quienes dicen que finalmente lo visitó en 2002, después de ver todo lo que había dicho su padre un año antes, en las entrevistas que le hicieron para recrearlo en Blow, la película dirigida por Ted Demme, en la que Johnny Depp lo encarna con todo su estilo, después de haber leído el libro de Bruce Porter, “Blow: De cómo un muchacho de un pequeño pueblo hizo $100 millones con el Cartel de Medellín y de cómo lo perdió todo”.

18984_451158211650059_1534995520_n

Lo que tampoco es seguro es que los Rolling hayan tocado Can’t you hear me knocking en aquella gira del ’75, porque si bien no figura en las listas de temas registradas sobre esos escenarios, cualquier podría decir que un tema salido unos años antes es posible que sonara como suena para comenzar la película diciendo Yeah, you got satin shoes
Yeah, you got plastic boots
Y’all got cocaine eyes
Yeah, you got speed-freak jive
Can’t you hear me knockin’ on your window
Can’t you hear me knockin’ on your door
Can’t you hear me knockin’ down your dirty street, yeah
Help me baby, ain’t no stranger.

 

FICHA TÉCNICA

Año: 2001
País: Estados Unidos
Duración: 124 minutos
Director: Ted Demme
Reparto: Johnny Depp, Penélope Cruz, Jordi Mollà, Paul Reubens, Franka Potente y Ray Liotta.

Etiquetas:

Leave a Comment