74230

Camino a La Paz (2016)

23 abril, 2018

Empezar el camino a La Meca es empezar el camino de la redención. No importa llegar, con empezar alcanza. Algo así le explica Kahlil (Ernesto Suárez) a Sebastián (Rodrigo de la Serna) en el viaje en auto que emprenden desde Buenos Aires hasta la capital boliviana de La Paz, en el que, como es de esperarse, surgen más complicaciones de las previstas.

Sebastián es un pibe sin laburo que vive con su pareja en una casa a la que se acaban de mudar. En ese techo nuevo suena el teléfono fijo una y otra vez preguntando por una remisería. Lo rechazan, también, una y otra vez, hasta que Sebastián acepta un viaje en el que usará el auto que heredó de su padre, que cuida como a una reliquia. Después de uno, dos, tres viajes, conoce a un hombre mayor, Kahlil que, como si hiciera falta aclararlo, es musulmán. Primero lo llama para ir a una clínica y al tiempo elige a Sebastián para que sea quien lo lleve a La Paz a encontrarse con su hermano. Sebastián acepta sin pensar en las complicaciones que surgirán en un viaje de 3000 kilómetros.

Sebastián maneja y Kahlil va sentado atrás. La distancia no es sólo entre butacas sino también por la religión y por pertenecer a dos generaciones distintas, abordado con el humor de una convivencia obligada. Kahlil tiene un objetivo: ir a La Paz para encontrarse con su hermano y a su vez viajar con él a La Meca. Sebastián sólo sabe que tiene que llegar a La Paz. Después ni él sabe.

El viaje cambiará a los dos y será atravesado por distintas peripecias; eso tal vez sea lo esperable. Sin embargo, la conjugación de los problemas pequeños (y no tanto) que se cruzan es la que termina por dar profundidad a una trama que se apoya en una aparente simpleza. La relación con el pasado y con la muerte, con lo nuevo y con lo viejo, con aceptar lo prescindible de las cosas y con aferrarse a lo verdaderamente importante, con la necesidad de creer y la inercia del sin sentido, son algunos de los puntos que atraviesan la relación entre ellos, que se fortalece a medida que suman kilómetros, sea escuchando La Biblia de Vox Dei o la música árabe que lo obliga a poner Kahlil.

En pocas palabras: se trata de un camino a la paz en un camino a La Paz que a su vez es el comienzo a un camino a la Meca. Es también una historia sobre el azar encontrando nuevos caminos con anclajes en esa idea -que parece tan de moda- de soltar, de crecer, de mirar hacia adelante, como si se tratara de una ruta que va hacia el norte.

FICHA TÉCNICA

Año: 2016
País: Argentina
Director: Francisco Varone
Duración: 94 minutos
Reparto: Rodrigo de la Serna, Ernesto Suárez, Elisa Carricajo

ON LINE

Buscala en Netflix.

Etiquetas:

Leave a Comment