cortazar poster

Cortázar (1994)

10 junio, 2016

Tristan Bauer logra un retrato nada pretensioso, que conserva la belleza de lo simple y no deja ningún cabo suelto. Constituye una completa mirada sobre la personalidad, la obra literaria y el pensamiento político de Cortázar. La vasta producción del Cronopio permite alcanzarla casi sin intermediarios: directamente de sus escritos y grabaciones o de algunas de las tantas entrevistas que conviven en la Internet.

Cortázar se fue de Argentina en la época del primer peronismo, que no era de su mayor agrado. Sin embargo, reconoce una transformación en cuanto a su percepción política en una a carta a Roberto Fernández Retamar en la que rescata la influencia de la Revolución Cubana, el hecho político que lo marcaría para siempre, como a toda una generación de intelectuales comprometidos.  “De la Argentina se alejó un escritor para quien la realidad, como lo imaginaba Mallarmé, debía culminar en un libro; en París nació un hombre para quien los libros deberán culminar en la realidad.”

cortazar2

Boom Latinoamericano: Cortazar, Asturias y García Marquez.

Cuando en los tiempos del Proceso, la Junta Militar Argentina prohibiera su libro de cuentos Alguien anda por ahí, el dirá que sufre un doble exilio: el físico y el cultural; pero reconoce que aquél de 1951 no fue un exilio, sino una decisión personal. Ya en 1973, en un texto titulado “La dinámica del 11 de marzo” (publicado en el póstumo Papeles Inesperados) en alusión a la victoria de Héctor Cámpora, Cortázar reconocía en los jóvenes peronistas, el ansia por la liberación nacional que hermana a los pueblos de américa latina. Justamente la Revolución Cubana, el mayo francés –otro hecho que lo toca de cerca en París- y la Tendencia Revolucionaria Peronista, comparten ese espíritu que lo transformó. Entonces dirá:

“Comprendí que el socialismo, que hasta entonces me había parecido una corriente histórica aceptable e incluso necesaria, era la única corriente de los tiempos modernos que se basaba en el hecho humano esencial, en el ethos tan elemental como ignorado por las sociedades en que me tocaba vivir, en el simple, inconcebiblemente difícil y simple principio de que la humanidad empezará verdaderamente a merecer su nombre el día en que haya cesado la explotación del hombre por el hombre. “

Sobre el tiempo, ese tema tan recurrente en su obra pero también en la literatura, se lo oye decir en una cinta grabada con su voz: “Todo es distante y diferente y parece inconciliable, y a la vez todo se da simultáneamente en este momento, que todavía no existe para mí y que es, sin embargo, el momento en que usted escucha estas palabras que yo grabé en el pasado, es decir, en un tiempo que para mí, ahora, es el futuro. Juegos de la imaginación, dirá el señor sensato que nunca falta entre los locos. Como si eso fuera a decir algo.”

cortazar1

Bauer indaga en el fondo de ese pequeño Julio que creció al lado de su madre y alejado de un padre que un día se marchó para no volver. Las raíces del genio que de pequeño no paraba de leer y escribir – a los nueve escribió una novela- se rastrean en esa esencia que jamás lo abandonó. Se reconoce sentimental, vulnerable a las emociones: “Tengo muy mal gusto en materia de sentimientos […] soy de los que lloran en el cine y luego salen disimulando la cara “.

Con excelente musicalización y un ritmo perfecto para el personaje que lo protagoniza, Cortázar es un documental ineludible sobre uno de los escritores más trascendentes de la historia de la patria grande latinoamericana.

FICHA TECNICA

Año: 1994
Dirección: Tristán Bauer
Guión: Carolina Scaglione, Tristán Bauer
Música: Juan Carlos “Tata” Cedrón, Juan José Mosalini
Productor: Veronica Cura, Jorge Denti
Duración: 72 min.

VER ONLINE EN:

https://vimeo.com/26195629

o

https://www.odeon.com.ar/INCAA/produccion/1464

 

Etiquetas: