kaspar hauser poster

El Enigma de Gaspar Hauser (1974)

16 octubre, 2015

Cuanta gente anda por aquí,
Cuantos cientos de ellos son igual a mi,
Mirándote, estoy tan solo, esperándote. 

Extraño Ser – Suéter

El 26 de mayo de 1828 aparece un muchacho en una plaza de Nuremberg. Está parado, muy quieto, casi congelado. Tiene marcas en los pies, y en las muñecas; es evidente que ha estado en cautiverio. Apenas sabe hablar, sólo repite una frase sin sentido. En la mano derecha sostiene un sombrero y un libro de oraciones. En la izquierda, una carta dirigida a un jefe militar. No responde a las preguntas de quienes lo interrogan, ni siquiera parece entenderles. Cuando le acercan un papel y una pluma escribe lo único que sabe escribir, su nombre: Kaspar Hauser.

Kaspar no sabe el idioma. No sabe comer, no sabe sentarse, apenas si puede caminar o mantenerse erguido. Es un salvaje, y hay que enseñarle todo. En pleno siglo XIX Hauser debe enfrentarse de cero a la ciencia como a la religión, a la vez que descubre lo que es una manzana, una gallina o un niño recién nacido. El proceso de aprendizaje al que lo somete la sociedad hace imperdible la historia, que ha dado lugar a innumerables obras artísticas, psicológicas y filosóficas.

kaspar hauser img

“Quiero ser jinete como mi padre”

 Con el tiempo, Kaspar Hauser se ha convertido en un misterio universal. En su época, las habladurías decían que se trataba de un heredero sustituido de la casa real Baden. Las ropas con que fue encontrado, otrora lujosas, parecían confirmar la teoría. Otra de las hipótesis, lo encontraba hijo ilegítimo de Napoleon Bonaparte con la esposa de Karl von Baden, lo que explicaría la infancia de Kaspar en una celda subterránea, como él mismo relatara cuando aprendió a hablar.

Nos enseña Wikipedia que el nombre de “Kaspar Hauser” se utiliza también en etología. Se refiere a experimentos donde animales jóvenes son criados sin poder aprender de animales adultos. Así se puede distinguir entre comportamiento aprendido y comportamiento instintivo. También se conoce el síndrome de Kaspar Hauser que se produce si niños crecen durante mucho tiempo sin afecto paternal o incluso contacto con otras personas.

El maestro Werner Herzog filmó Jeder für sich und Gott gegen alle (Cada uno por su parte y Dios contra todos) en 1974 y eligió para el papel de Hauser a Bruno Schleinstein, cuya historia personal tiene sorprendentes puntos en común con la del personaje. He aquí una obra imprescindible de la historia del cine mundial.

FICHA TECNICA

País: Alemania
Director: Werner Herzog
Escritor(es): Werner Herzog
Reparto: Brigitte Mira, Bruno S., Enno Patlas, Gloria Dör, Helmut Döring, Volker Prechtel, Walter Ladengast, Willy Semmelrogge
Fecha de Estreno: 1974
Duración: 110 min.

DESCARGA

https://mega.co.nz/#!xJR3xJ4S!mk3eI5fGjOQh4xIOKxI8M1W7EmO6xxnnf0TShNwt9Z4

Etiquetas: