LadoOscuroDelCorazon1

El Lado Oscuro del Corazón (1992)

21 abril, 2015

La pelota que arrojé
cuando jugaba en el parque
aún no ha tocado el suelo

Dylan Thomas

La poesía de Oliverio Girondo, Juan Gelman y Mario Benedetti le da vida a esta obra maestra de Eliseo Subiela. A través de los tres poetas, un mundo de magia y fantasía se subleva y desprecia los detalles y las miserias del mundo real. Ese mundo tiene dos ciudades por las que la película oscila como un péndulo: de Buenos Aires a Montevideo, y viceversa. Las dos orillas del Río de la Plata unidas siempre por un ferry que se abre paso entre un cielo gris, de llanto y tango.

En la capital uruguaya vive Ana (Sandra Ballesteros), prostituta de profesión, seductora, culta y soñadora. Pero también cruel, filosa como la daga que de a poco clava en el pecho porteño de Oliverio (Darío Grandinetti), un poeta bohemio con alma de niño, que deambula entre hoteles, bares y amigos, buscando “a la que vuela”. En su vagar oscuro, sufre el constante acecho de La Muerte (Nacha Guevara) quién en su afán por bajarle los pies a la tierra, lo persigue ofreciéndole sórdidos puestos de trabajo. “Si no te llevo, es porque todavía decís algunas palabras” dice ella. “No me esperes, voy a llegar tarde” dice él.

Cargada de simbolismos, El Lado Oscuro del Corazón interpela la construcción moderna de los conceptos del arte, la religión, la muerte, y el amor. Oliverio y sus amigos son la opción dionisíaca, oscura e irracional de esas construcciones culturales. Es el amor sin explicaciones, de quien se desnuda por completo y entrega su corazón en una bandeja de cristal por una mujer que casi no conoce pero por la que siente todo. Es el arte fugado de las galerías culturales, arrojado a las calles a polemizar con la urbe, a desafiarla y a complementarla. Es la muerte angustiada por la existencia de Dios, y enamorada del poeta, de la poesía, del amor y de la vida. De muchas maneras, El Lado Oscuro del Corazón es el todo, una especie de aleph destinado a ser inabarcable.

Acaso sea la ausencia, paradójicamente, uno de los temas que predominan en la película. ¿Se puede amar sin poseer? una de las preguntas que sobrevuelan la trama. “Yo no sabía que no tenerte podía ser dulce como nombrarte para que vengas, aunque no vengas, y no haya sino tu ausencia, tan dura como el golpe que me di en la cara pensando en vos”: el poema de Gelman se cuela como la lluvia entre la mirada perdida de Oliverio y el Rio de la Plata. En la penumbra del uruguayo cabaret Sefiní un melancólico Mario Benedetti recitando en alemán recuerda al Rodolfo de La Boheme, influencia innegable del cine de Subiela.

Eliseo Subiela es uno de los grandes directores argentinos del último tiempo. Su larga trayectoria incluye la colaboración en Crónica de un niño solo de Leonardo Favio en 1965 cuando tenía sólo 21 años. El Lado Oscuro del Corazón y su más temprana Hombre mirando al Sudeste de 1986 fueron las películas que lo consagraron como uno de los directores perennes del cine nacional.

FICHA TECNICA

País: Argentina – Canada
Director: Eliseo Subiela
Escritores: Eliseo Subiela, Mario Benedetti, Juan Gelman, Oliverio Girondo
Reparto: Dario Grandinetti, Sandra Ballesteros, Nacha Guevara, Jean Pierre Reguerraz
Género: Drama, Fantasía
Fecha de Estreno: 1992
Duración: 121 min.

DESCARGAR

http://mega.co.nz/#!vkAU0aga!hsbkjQk71MdYBocvreF4Mxa7Vcq6LOXbO4q5Qw98mVc

ONLINE

https://vimeo.com/36085176

https://www.youtube.com/watch?v=hEk6LVGPrf8

Etiquetas:

Leave a Comment