66ea84147fe734424750c67866f4968e

Led Zeppelin: The Song Remains the Same (1976)

21 agosto, 2017

Esta película fue dirigida por Peter Clifton y Joe Massot y está basada en el show de la banda en el mítico Madison Square Garden que no sólo hizo historia para la propia banda y sus seguidores anglosajones, sino también para el mundo rockero porteño de los años ’80. No podemos hablar de los punteos de Jimmy Page ni los alaridos de Robert Plant. Mucho menos de la historia construida entre tema y tema o del clima siempre profundo de Stairways to heaven. Creemos que la mejor manera de incentivar a que esta película sea vista (o re-vista), es recordar lo que pasó durante más de once años consecutivos con ella en el centro de la Capital.

the-song-remains-the-same-poster

Desde el 16 de septiembre de 1978 hasta el 30 diciembre de 1989, todos los sábados -y no es un eufemismo- el Cine Lara (en Avenida de Mayo al 1200, ahora convertido en banco) la puso en pantalla. No hubo lugar en el mundo en el que generara semejante ritual. Mirá lo que decía el Tete, de La Renga: “La vi como cuarenta veces, era sagrada, porque durante mucho tiempo fue lo único que había los sábados si querías ver música. En el ‘80, ‘81, casi no había recitales de rock, y mucho menos películas rockeras. Era la salida obligada. Nos juntábamos en el barrio, en Mataderos, con el Chizzo, con mi hermano, y otros amigos, y nos íbamos para el Lara. Page, Plant, el Bonzo, eran impresionantes. La sabíamos de memoria, y siempre hacíamos lo mismo: cuando aparecía la policía la silbábamos, era como una descarga. Ahora la tengo grabada. Son esas cosas que a lo mejor no ves por un buen tiempo, pero sabés que las tenés ahí. Y para La Renga, tanto Zeppelin como esa película tienen una importancia especial. La canción ‘Los mismos de siempre’ está un poco inspirada en eso, porque el Lara era el lugar donde nos juntábamos todos los rockeros. Éramos realmente los mismos de siempre, y cuando faltaba alguno se notaba”.

“La puta madre, es increíble lo que pasaba con esa película. Yo no entendía nada, nunca me había llamado la atención el rock. Pero esa primera noche cuando largué el rollo y escuché a seiscientos monos gritando desaforadamente, quedé loco”, dice Jorge Plata, conocido como el Gallego, responsable de poner el rollo de la película que, se sabía, en Stairways to heaven había tres cuadros que se trababan y los asistentes gritaban, aplaudían y aprovechaban a tomar alguna pastilla, algún ácido, a tomar algo. Algunos recuerdos del Gallego: una chica que improvisó un strip tease en la primera fila, nubes de humo que escapaban por el techo corredizo del Lara y baldazos de agua que bajaban desde los pisos vecinos, pibes que se quedaban “desmayados” en la sala y eran cuidadosamente depositados en la puerta, cirugía mayor en las butacas y una banda de Valentín Alsina que quiso entrar con las motos al cine.

song 3

A fines del ’89, por las quejas de la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo, en el Lara se prohibió fumar. Unos policías de civil empezaron a recorrer los pasillos para asegurarse de que no se pitara adentro. Y el ritual dejó de ser el mismo. Algo había cambiado. Men*m recién había asumido como presidente y el ’90 ya no tuvo sábados con los Zeppelin.

Los ’80 porteños están llenos de historias del under en los que se originó buena parte del mundo rock, de colores y brillos, del alfonsinismo y las primeras marchas por los derechos humanos. Este ritual escapaba de la ruptura estética subterránea y llegó a colarse en la literatura nacional cuando Fabián Casas lo rememora en el primer párrafo de su cuento Los Lemmings. Ahí, en el Lara, defendieron una rutina, una continuidad, sábado a sábado, durante más de una década en este punto céntrico de la Capital, con rockeros, con sus motos y sus drogas, surgidos alrededor del fuego que encendía (y todavía enciende) Led Zeppelin.

FICHA TÉCNICA

Año: 1976
País: Estados Unidos, Reino Unido
Directores: Peter Clifton y Joe Massot
Reparto: Led Zeppelin

VER ON LINE –> Clic acá

Etiquetas: