Lovelace-377742403-large

Lovelace (2013)

29 agosto, 2017

“En esta escena, Lovelace se encuentra con el doctor Young para plantearle su incapacidad de alcanzar el orgasmo. El Dr. Young empieza a examinar la vagina de Lovelace con un espéculo. Entonces, utiliza sus dedos para determinar que Lovelace carece de clítoris. El Dr. Young examina luego la garganta de Lovelace y halla que su clítoris está emplazado en la garganta. El Dr. Young consuela a Lovelace y la alienta a tener sexo oral con él, de donde la película toma su nombre.” Esas palabras no pertenecen a ningún crítico de cine ni aficionado. Tampoco fueron escritas en 1972 cuando apareció en las pantallas grandes de Estados Unidos la película a la que hace referencia, Garganta profunda. Esa “sinopsis” lleva la firma del juez Thomas Griesa, quien a la vez de fallar a favor de los fondos buitres contra Argentina en 2014, a sus 83 años tuvo que dirimir el conflicto de la productora a cargo de los derechos de aquella película con Lovelace, estrenada en 2013, que cuenta la vida de la actriz principal y recrea al menos tres escenas de la mítica película porno.

3235942359ff1348febcb79dbe5847e1f5c28b1f

Linda Lovelace (Amanda Seyfried) en el film, Linda Boreman en la vida real, nació en el Bronx en enero de 1949. Su padre era policía y su madre ama de casa. Y conservadores ambos. En 1970, a sus 21 años, cuenta Linda que tuvo un hijo y como estaba soltera, su madre lo dio en adopción. Reprimió su vida sexual hasta conocer a Chuck Traynor (Peter Sarsgaard), un productor de cine triple X, cocainómano y vinculado a las mafias. Se enamoraron, se casaron y él se atribuyó enseñarle todo lo que sabía del sexo. Así fue que Chuck comenzó a utilizar a Linda para pagar sus deudas: la prostituyó, la hizo filmar pequeños cortos porno, hasta que dieron con el papel de Garganta profunda.

La película, que comenzó circulando en salas de poca monta, fue la primera entre las porno que trascendió a las salas comerciales hasta llegar a transmitirse en el Festival de Cannes, donde Linda conoció a Hugh Heffner, el fundador de la revista Playboy. Semejante trascendencia, generó polémica en la administración estadounidense que encabezaba Richard Nixon. La denunciaron e intentaron prohibir su reproducción, hasta lograron que el actor Harry Reems (Dr. Young) fuera sentenciado a 5 años de prisión por su papel. Tanta contra, generó lo contrario: no solo fue multiplicado su público y su recaudación (se estima que alcanzó los 600 millones de dólares, contra los 60 mil que tuvo de costo aparentemente financiados por la mafia), sino que alineó a actores de toda la industria contra lo que llamaron censura. Así fue que Reems, que había sido contratado como iluminador y que pasó a ocupar el papel del Doctor Young porque el oficial se fue por una suma de 800 dólares, zafó de la sentencia finalmente revocada.

maxresdefault

“Cuando ven la película Garganta profunda, están viéndome siendo violada. Es un crimen que la película se continúe mostrando; había una pistola apuntando a mi cabeza todo el tiempo”, declaró tiempo después Linda, divorciada de Chuck por toda su violencia y sus abusos. No trabajó más en el cine porno (aunque sí en algunas eróticas) y participó activamente en la defensa de los derechos de las mujeres, difundiendo y denunciando lo que sucedía detrás de las cámaras de la industria pornográfica.

Según dijo Linda fueron 17 días en total los que participó en esa industria y que la catapultaron al máximo éxito que nadie esperó de una porno. Ese quiebre en su vida, ese tiempo previo y todo lo que derivó de Garganta profunda, tanto la violencia recibida como su forma de despegarse de Chuck y de ese estrellato, es lo que relata Lovelace. Una película dirigida por Rob Epstein que enfrentó, antes de salir a la pantalla, una denuncia de los dueños de la marca de Garganta profunda, que obligó a poner sobre la mesa otra vez aquellas escenas denunciadas como violación por la propia actriz (no para abordar ese delito, sino el de un supuesto plagio en tres escenas) y que tuvo a un viejito octogenario llamado Griesa como principal espectador a fin de que resolviera, finalmente, priorizar que se muestre la película que denunciaba el backstage delictivo de la primera. Linda no supo nada de todo esto: falleció en abril de 2002 en un accidente de auto.

FICHA TÉCNICA

Año: 2013
País: Estados Unidos
Director: Rob Epstein
Reparto: Amanda Seyfried, Peter Sarsgaard, Sharon Stone, Adam Brody, Juno Temple, Eric Roberts.

VER ON LINE

Netflix | o Acá

 

Etiquetas:

Leave a Comment