MOONLIGHT-POSTER-WEB

Moonlight (2016)

2 agosto, 2017

El sur de Estados Unidos es negro. Desde la Guerra de Secesión, incluso antes, hasta hoy. Los negros fueron masacrados infinidad de veces. Ahora, son las principales víctimas en manos de una policía desaforada. Lo mismo pasó y pasa con la comunidad LGBT. Los persiguen, los acosan, los matan.

En el Estado de Florida, en Orlando, en junio de 2016, un hombre llamado Omar Mateen entró al bar gay Pulse una “noche latina” de sábado y mató a 50 personas. Latinos, negros, gays en su mayoría.

main03

Más al sur, en el barrio Liberty City de Miami, creció Tarell Alvin McCraney, quien escribió un proyecto de obra para una escuela de teatro que tituló: “In Moonlight Black Boys Look Blue” (algo así como “A la luz de la luna los chicos negros se ven azules”). Esa obra se cruzó a la vista del director de cine Barry Jenkins, que empatizó enseguida con el relato de McCraney: él también creció en Liberty City y fue a la misma escuela primaria y secundaria, caminó por las mismas calles, se curtió entre las mismas miserias de una zona pobre, atravesada por las drogas y los dealers, por la discriminación y los prejuicios. Entre los dos, armaron el guión y simplificaron el título a una palabra: Moonlight.

8a9b56e91cdfd5f25967c2b89b2ae580

Chiron como un pequeño que escapa del bullyng y encuentra refugio en el dealer que le vende droga a su madre adicta, quien también se prostituye. Chiron como un adolescente que lo golpean por gay hasta que se harta. Chiron como un adulto que siguió el camino de lo conocido, reprimiendo sus más íntimos deseos, visitando a su madre en recuperación. Las tres partes de la película conjugan todos los factores de la vida en ese barrio para un hombre gay, negro, pobre. Es Chiron pero podría haber sido cualquier otro.

Moonlight-chrion-adulto

Hubo quienes la promocionaron como una película LGBT, pero se queda corto. Ni es sólo una película de negros, aunque todos los actores y las actrices sean negros. Tampoco es una película que sólo expone la precariedad. Es más que cada una de esas aristas y por eso es que, con su ritmo, sus formas, su estética, sus diálogos y sus silencios, sus caras poco conocidas (salvo por Mahershala Ali, quien hace de Remy Danton en House of Cards), logró colarse en variadas nominaciones hasta obtener, entre otros, el Oscar a mejor película. Tal vez, fuera de contexto, resulte exagerado el premio. Pero cuando una historia de veinte o treinta años hacia atrás, mantiene vigencia para interpelar la realidad de ese sur negro, pobre, marginal, más que exagerado es un llamado de atención, un acento, una exclamación necesaria.

FICHA TÉCNICA

 Año: 2016
País: Estados Unidos
Director: Barry Jenkins
Reparto: Trevante Rhodes, Naomie Harris, Mahershala Ali, Ashton Sanders, André Holland,Alex R. Hibbert, Janelle Monáe, Jharrel Jerome, Shariff Earp, Duan Sanderson, Edson Jean.

 

Etiquetas:

Leave a Comment