nadie se murio de amor

Nadie se murió de amor (2018)

10 agosto, 2018

“Nadie se murió amor, que frase tan pelotuda”, se escucha al inicio de este corto de Julian Durand, y con ese gesto se anticipa el tono auténtico con el que está encarada esta historia de desamor, renacimiento y esperanza. Nadie se murió de amor, o si, tal vez. Nadie dejó de resucitar, tarde o temprano.

Los fantasmas de un duelo que no acaba dominan la vida de Nacho (Leandro Guglielmone), la convierten en una existencia vacía, en un túnel oscuro que oscila entre la superficie urbana y una oficina sin ventanas. De una terraza que parece fuera del tiempo emana la sonrisa de Ana (Micaela Lilintal), y con ella una lucidez necesaria, definitiva.

Nacho y Ana evocan a Ethan Hawke y Julie Delpy en lo trascendental de sus diálogos, en la fuerza infinita de su conexión espontánea. Nadie se murió de amor nos recuerda que antes del anochecer, siempre hay tiempo para que salga el sol.

nadie se murio 2

Etiquetas: